Un mundo sin libros o cómo sobrevivir a la desmemoria
Sep12

Un mundo sin libros o cómo sobrevivir a la desmemoria

Cualquiera que leyera solo el título podría pensar que este libro versa sobre alguna distopía al estilo de la que retrata  Orwell en 1984. O sobre una premonición sustentada en la observación del atontamiento al que los mass media nos están conduciendo. Pero el subtítulo resuelve todas las dudas: Ensayos de cultura popular, materia ante la que la autora confiesa sentirse deslumbrada desde que hace más de treinta años oyó cantar a su...

Read More
La primavera llegará
Jul03

La primavera llegará

—Terminaré sobre las siete y media —dice M mirándole a los ojos. —Perfecto. Vendré a recogerte a esa hora —le responde P. Visiblemente inquieto, baja la mirada y la deja clavada en la punta de sus zapatos. No puede mirarla. Duele demasiado. —¿Y qué vas a hacer mientras tanto? —Buscaré una ferretería por el barrio. Necesito comprar un conector para la manguera del jardín. Hace meses que pierde agua. —¿Y ahora se te ocurre arreglarla?...

Read More
La indentidad narrativa
May11

La indentidad narrativa

Decía Coetzee que un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior. Lo creo a pies juntillas. Eso y que la escritura autobiográfica es un magnífico estilete para diseccionar las emociones que nos dañan y nos impiden ser personas libres, conscientes y, consecuentemente, más felices. Las emociones son patrimonio universal de los seres humanos. Es lo que todas las personas tenemos en común, además de la...

Read More
La corrupción mata la democracia
Abr13

La corrupción mata la democracia

Decía el otro día Almudena Grandes en un artículo que en este país nadie tenía ya palabra de honor ni se respetaba la dignidad de los compromisos solemnes. Decía que eso lo aprendió en su familia. Yo también lo aprendí en la mía. Crecí escuchando que no debía faltar a la verdad ni a la palabra dada. “Las mentira tiene las patas muy cortas. Y cuando te descubran, no solo perderás el respeto de los demás, sino tu dignidad como...

Read More
Si una se salva, se salvan todas
Sep09

Si una se salva, se salvan todas

El teléfono me despertó a las tres y media de la madrugada: «La señora está muy mal. El doctor dice que no pasa de esta noche». Me levanté de un salto. En el aturrullamiento me golpeé el dedo meñique del pie izquierdo con la pata de la cómoda. Mi grito despertó a Julián. -¿Qué pasa cariño? -Me ha llamado Alexander, el que cuida a la Tata. Tengo que ir corriendo. -¿Te acompaño? —negué con la cabeza mientras me echaba el bolso al...

Read More