Algo más que papel

Cromos troquelados, envoltorios de caramelo, frontales de calendarios, aleluyas infantiles (precedentes de los tebeos), bocetones de cajas de puros, carteles, menús, etiquetas de perfume, conserva y textiles, cajas de cerillas, envoltorios para pastillas de jabón, tarjetas perfumadas, sobres para cartas, exlibris y abanicos. Lo común a todos estos objetos, estar fabricados en papel y una cosa más: no ser libros. En su galería-librería Efímeros pluscuamimperfectos (Urueña, Valladolid), el coleccionista y bibliófilo Jesús María Martínez expone una pequeña muestra de su frondosa colección de “bellos efímeros”, emplazando al observador a reflexionar sobre la fragilidad, la fortaleza y la belleza del papel, un soporte al que, pese a los siglos y pese a la era digital, seguimos necesitando para palpar el tiempo.

Las muestras seleccionadas datan fundamentalmente de finales del siglo XIX y principios del XX, provienen de Inglaterra, Francia o Cataluña, y acorde a ello reflejan una estética modernista o art decó. Son, en muchas ocasiones, verdaderas y deliciosas miniaturas de ese mundo de ninfas, cisnes y hojas de acanto que nos evocan el Art Nouveau de Mucha o los trazos de Gaudí, Ramón Casas o Rusiñol.

Cromos troquelados.

Cromos troquelados.

En este mundo de papel se aprecia una especial dedicación a la educación infantil, y sobre todo una conciencia de que el objeto con el que el niño juega puede ser el mejor vehículo para que el niño aprenda. Es el caso, por ejemplo, de los envoltorios de caramelo que presentan, en su exterior, una adivinanza en forma de jeroglífico y, en su interior, la solución al enigma; o el caso también de las aleluyas, pliegos seccionados en viñetas, cada una de las cuales incluyen una ilustración y un pareado que la glosa, de modo que los niños recortaban las viñetas y las utilizaban como cromos. Literatura efímera también, por tanto, pero garante de un aprendizaje por aparecer siempre aliada con el juego y la sorpresa.

Exlibris de 1902.

Exlibris de 1902.

Los bellos efímeros tienen asimismo el pálpito de la comunicación, de la expresión social y socializadora. Equidistantes de la estética y la ética de la globalización, cada objeto se adivina irrepetible y en consecuencia con poder para expresar el deseo, las inclinaciones o el carácter de quien lo usa. Y hay, en el mismo sentido, una interacción constante de sus componentes: el color, el olor, el sabor y el tacto se alían en cada uno de ellos conformando una urdimbre singular.

Los bellos efímeros muestran además una saludable y natural tendencia al reciclaje de materiales, a su uso polivalente, sin que para que esto sucediera hubieran de dictarse leyes y prohibiciones. De algún modo, este sentido de la reutilización comienza a recuperarse en ciertas tendencias artísticas actuales, contextualizadas en la cultura urbana y popular. Jesús Martínez trae a colación al respecto el caso de Las meninas cartoneras, un colectivo pionero en la elaboración de libros artesanales que en poco tiempo ha alcanzado una actividad importante en España, Chile y México con un modelo editorial que se nutre del cartón comprado a cartoneros de la calle.

Alentado por esta vuelta a la devoción por el papel, el coleccionista ha comenzado a llenar su galería de fanzines, pliegos, carteles y otros objetos que hoy circulan al margen de la Red, avisando de que para plasmar sus sueños el ser humano sigue necesitando algo tan efímero, tan frágil y de tanta belleza como el papel.

María Jesús Ruiz

Autor/a: María Jesús Ruiz

María Jesús Ruiz es doctora en Filología Hispánica y profesora de la Universidad de Cádiz desde 1987. Ha dedicado su docencia e investigación a la narrativa del Siglo de Oro, la literatura española del exilio de 1939 y fundamentalmente a la tradición oral, el folklore, la cultura popular y el patrimonio etnográfico. Sobre estos temas tiene publicados una docena de libros y más de un centenar de artículos.

Comparte en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *