Roman Lokati: “La cultura sirve para tranquilizar a los leones”

Hay tardes de café, realmente gloriosas, en las que las conversaciones son tan nutritivas que se recuerdan siempre. Y así fue aquella de enero, hace un par de años, con Felipe Benítez Reyes, en la que surgió el nombre de Manuel Roman Lokati. Hablábamos de arte, de artistas de la tierra, de gente distinta que merecía la pena.

No conocía a este artista plástico roteño, pero mi naturaleza curiosa me llevó a saber más, a pesar de mis muchas lagunas en materia de arte. Nunca es tarde para aprender y descubrir nuevos nombres, nuevas formas de entender la cultura.

Un amigo común, Javier Gallego, también de Rota, lo invitó, además, a colaborar en el mismo número de la revista Voladas, en el que yo participaba con un texto. Si es casualidad no lo sé. Pero ya se imponía conocer más a fondo la singular obra de Lokati.

image

Una de las obras del artista roteño.

Él se define a sí mismo como una persona inquieta con necesidad de llegar a mucha gente, a través de su trabajo. Desencantado con el panorama cultural actual, persiste en su lucha personal, cree con firmeza en que no está todo perdido, a pesar de la decadencia, en todos los aspectos que vivimos en la actualidad. Al preguntarle por su sueño, nos habla de una posible sociedad más tolerante y respetuosa con la cultura: “Un país sin cultura es bruto y animal. La cultura sirve para tranquilizar a los leones. Necesitamos la cultura para construir y vivir en ciudades más dignas”.

Y esta motivación con sabor a utopía, es el motor de su proceso creativo.

Para Lokati, el arte, es un modo de vida. Un medio de expresión de sentimientos y emociones. Así lo entiende, para huir de una existencia que sería insulsa y aburrida si no salvara el arte para trabajarlo y sumergirse en él. El hilo conductor es la búsqueda apasionada de la felicidad a través de la creación.

Y desde hace una década, crea, reside y trabaja en Londres, donde ha encontrado su espacio. Una “jungla”, que le alimenta, que le llena de información de forma constante. “Esta ciudad es un escaparate, que le permite al artista permanecer en un estado de ebullición continua“.

Contemplando las diversas creaciones que componen la totalidad de su obra, sabemos que estamos ante un artista urbano. Son sus piezas cercanas a la gente. Arte que se mueve, que respira, que comunica, con el que es fácil identificarse: “Alguna vez caminamos con un destino concreto, portando una maleta”.

Roman Lokati es un artista consagrado, con una formación sólida, que comenzó en la Escuela de Arte de Cádiz,  donde exhibió trabajos en varias galerías. Unos años después, se trasladó a Sevilla ciudad en la que trabajó y expuso también, justo antes de dar el salto a Londres, donde se graduó en Comunicación en 2006.

image (2)

Una composición de Lokati.

Y allí sigue desde entonces, exponiendo y produciendo una gran cantidad de trabajo, incluso en pintura y serigrafía. Destacable es su colaboración en Southbank Mosaicos.

Para comprender mejor la trayectoria, y la obra de Roman Lokati, es muy recomendable conocer a Hopper o Hockeny, por ejemplo. Ambos artistas trabajan con la soledad, el aislamiento necesario en el artista.

Otro referente esencial para él es Keith Haring, nombre fundamental para la publicidad y muy admirado por los grafiteros, por su espíritu rebelde, luchador.

Lokati es un crisol vivo de experiencia, de conocimiento, de contraste, y así se siente en todo lo que emprende. Esa energía pretende transmitirla a los jóvenes que vienen empujando, para que crean en lo que hacen, para que no vivan apalancados en una realidad que no les convence, inmóviles.

Mantener siempre la actividad, las ganas, los retos nuevos.

Como el enorme reto (ya un éxito) en el que Lokati está trabajando. Pronto, en mayo, lo veremos en Walton Fine Arts, una galería londinense que trabaja con grandes nombres del Arte como Picasso, Miro, David Hockney, Banksy, Bacon, Damien o Hirst, entre otros.

Y como debe ser, se enfrenta y vive este acontecimiento con gran entusiasmo, pues es para él un honor compartir exposición con auténticos mitos del Arte Contemporáneo. No es para menos.

Lo tendremos muy cerca este verano, en el Puerto de Santa María, pues está prevista una exposición colectiva en colaboración con la artista madrileña Eva Raboso.

Si es posible, no pierdan la ocasión de asomarse a la particular forma de entender el mundo de Roman Lokati, un talento de aquí, que ya está en lo más alto.

Rosario Troncoso

Autor/a: Rosario Troncoso

Profesora. Escritora. Editora y directora de El Ático de los Gatos. Articulista y gestora cultural. Gente. Arte. Gastronomía. Curiosidades.

Comparte en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *