El Festival de Música Española de Cádiz, en el camino del equilibrio

Un 23 de noviembre nació, en Cádiz, Manuel de Falla, el más ilustre compositor español. Por eso, y no por casualidad, el Festival de Música Española de Cádiz se celebra rondando esta fecha. Teniendo como principales objetivos la recuperación de nuestro patrimonio musical al mismo tiempo de prestar especial atención en la novedad musical más actual, el festival se dedica a la música española en toda su amplitud, abarcando distintas épocas, géneros y estilos. Y solo de música barroca, clásica o contemporánea no vive el festival, ya que también se nutre del jazz, del pop o del flamenco, por ejemplo. Tampoco deja de lado otras artes como la danza, el teatro, la pintura, la fotografía…Y a mí esto me encanta, ya que llevo casi tres décadas dedicándome a la música, y otras tantas a la danza, al teatro musical y toda manifestación artístico-cultural. Así que poder disfrutar como profesional y como público aquí, en Cádiz, tan a la mano, es un privilegio.

Es un espacio de encuentro para creadores, intérpretes, musicólogos, o pedagogos, donde el público también puede interactuar en numerosos eventos. Porque no solo ofrece conciertos o espectáculos, también nos ofrece talleres, cursos formativos, conferencias, exposiciones, presentación de publicaciones, programas familiares, etcétera, repartiendo actuaciones por casi todo el casco histórico, desde el Teatro Falla a las principales iglesias, desde azoteas a calles, y sin dejar pasar por lugares como el Cambalache o el Pay Pay, e incluso, en algunas ediciones ha estado presente el Hospital Puerta del Mar. Además, parece que el Ayuntamiento de Cádiz ha vuelto a ceder algunos de los espacios de los que antes se le privó, por lo que el Palacio de Congresos volverá a sonar de nuevo en esta edición. Los eventos empiezan también a repartirse cada vez más por otros lugares de la provincia, como el Puerto Santa María, Conil o San Fernando.

Dolores Serrano Cueto.

Dolores Serrano Cueto.

Tenemos la suerte lo gaditanos de poder ir a escuchar/ver a intérpretes de excepcional calidad y este año nuestro disfrute estará, entre otros, de la mano de la ópera de Cámara de Varsovia, el Cuarteto de Cuerdas de la Habana, de las cuatro orquestas andaluzas que tenemos (pena que no tengamos aquí) y también de la orquesta Joven de Andalucía; del grupo Al Ayre Español y de la Andalucía Big Band, entre otros.

Una de las ocupaciones de este festival, desde el principio, ha sido prestar atención a promover el trabajo de nuestras creadoras a lo largo de la historia con la tarea de ir “normalizando” el equilibrio en igualdad. En este sentido, el festival, y con Reynaldo Fernández Manzano al frente, es el responsable de la creación del Taller de Mujeres Compositoras en 2005 y que se ha mantenido hasta la fecha, siendo Manuel Ferrand su nuevo director desde la edición pasada. El taller es un espacio pionero en el panorama español, donde tengo la gran suerte de participar desde su inicio. Es un encuentro para la reflexión entre nosotras, y no solo abarcamos el tema de la composición, sino también la educación musical en nuestro país, la educación en general, temas laborales, y un largo etcétera. Siempre es un encuentro de lo más grato y fructífero, pero de mucho trabajo también, porque además de encargos compositivos surgen publicaciones, ediciones de música impresa, grabaciones sonoras…

En el encuentro anterior decidimos abordar el tema de la violencia, pero no solo la violencia contra la mujer como he visto publicado, si no que reflexionamos, componemos, sobre nuestro rotundo rechazo a toda violencia, se presente del tipo o forma que se presente. Como fruto de estos encargos del festival, patrocinado por la SGAE, se estrenarán 12 obras en el Teatro Muñoz Seca del Puerto de Santa María, el sábado 19 a las 20:30. El concierto se titula 12 miniaturas contundentes y lo interpreta nada más y nada menos que el Cuarteto de Cuerdas de La Habana, donde la actriz Julia Oliva irá presentando las obras. Mi obra se titula Mi voz, mi vinculo y estará tan bien arropada que no escondo el orgullo que siento al compartir programa con estas grandes compositoras: Teresa Catalán, Diana Pérez Custodio, Iluminada Pérez Frutos, Carme Fernández Vidal, Mariajo Arenas, Marisa Manchado, Anna Bofill, María Luisa Ozaita, Pilar Jurado, Consuelo Díez y Rosa Rodríguez.

Antes, en el mismo Teatro, a las 17:30, la investigadora y músico Cecilia Piñero ofrecerá una conferencia: “La mirada subvertidora de la mujer en la música”. Después, a las 19:30, habrá una mesa redonda del Taller de Mujeres Compositoras: “Música contra la violencia”. Ambas actividades, como todas las del Festival, están abiertas al público, tanto a asistir como participar.

Las integrantes del taller de compositoras, durante su concierto en Teatro Muñoz Seca.

El taller de compositoras, durante su concierto en el Teatro Muñoz Seca el pasado año.                   Foto: Jesús Heredia.

El XIV Festival de Música Española rinde, además, homenaje esta edición a las mujeres, empleando el lema “Femenino plural”. Acercándonos a profesionales como Rocío Márquez, Irina Bacán, Lorena Álvarez, Carolina Alcaraz, Julia Oliva, Esperanza Fernández y un largo etcétera. Tendremos, por ejemplo, la ocasión de escuchar Cendrillon, una opereta de la compositora hispano-francesa Pauline García Viardot, que tenía ¡ocheta y tres años! cuando pudo estrenarla en 1904. Era mezzosoprano, y en la ópera parece que se la llegó a reconocer, pero como compositora era ya demasiado reconocimiento (imagino).

¿Qué sentido tiene el Taller de Mujeres Compositoras, desde mi punto de vista? Mientras se siga utilizando el término mujer delante de la profesión, por ejemplo, o mientras se sigan publicando titulares tipo “sonará en femenino”, “en clave femenina”, “concierto de mujeres”, o mientras sigan formulándose preguntas tipo ¿Suena igual la música de mujeres?… mientras cosas así sigan ocurriendo se seguirán necesitando lugares como este taller y el imprescindible apoyo de este festival. Porque a pesar de la labor encomiable de “rescate” de obras de compositoras españolas por parte de historiadoras, musicólogas, pedagogas, investigadoras, principalmente (en la que también se encuentra la labor de algún hombre), a pesar de eso sigue siendo poca la implicación de las instituciones gubernamentales. Falta mucho legado por descubrir, trabajos que fueron ninguneados, ocultados, o guardados para hacerlos invisibles, porque la creadora, la compositora, no era o no debía tener la “relevancia” que se merecía, y esto ha ido ocurriendo durante siglos. Hoy día, mientras no sean regularizados los programas de conciertos y los encargos, tanto a hombres como a mujeres, esto seguirá igual, en un lento avance. ¿Por qué sigue esto ocurriendo? Quizás debamos hablarlo en otra ocasión, ya que es un terreno donde hay mucho para hablar, y desde hace mucho.

Dolores Serrano Cueto

Autor/a: Dolores Serrano Cueto

Dolores Serrano Cueto (Cádiz, 1967) es pianista, compositora y docente. Ha compuesto numerosas obras para distintas formaciones camerísticas, así como para espectáculos escénicos y bandas sonoras de películas.

Comparte en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *