José Luis Morante: sensible buscador de oro entre las piedras

Hablamos con el poeta y antólogo de ‘Re-generación. Antología de poesía española (2000-2015)’, editada este año por Valparaíso.

Acaba de cumplirse un año desde que Javier Sánchez Menéndez me confirmaba por teléfono que sería José Luis Morante quien iba a presentar mi último libro en Madrid.

Sabía bien de su trabajo y trayectoria, por eso  mentiría si afirmase que no sentí un tremendo pudor. Y es que cuando se admira a alguien, provoca vértigo pensar que pueda caer el mito. No fue así. Más bien, todo lo contrario.

Llegó el día de mi presentación, y descubrí, no solo al autor, al poeta, crítico incombustible, al profesor, sino a la persona auténtica. Un hombre de carácter afable y cálido. Conocí al amigo.

Me lo van a permitir, pero no deben ser incompatibles la amabilidad y la cercanía con la excelencia.

La tarde voló, y la misma complicidad se mantiene en la amistad que nos profesamos mutuamente. Por eso, cuando conocí su labor como antólogo en Re-generación, prácticamente desde su origen, supe que debía acompañarlo, un poco, y escribir sobre su esfuerzo, devolverle, de algún modo, el cariño que una poeta de provincias, como servidora, recibió en la capital del Reino por parte de todo un experto en poesía.

Se trata de una apuesta valiente, y arriesgada, que reúne en un solo volumen una muestra de las voces jóvenes que están abriéndose paso, y destacando, en el panorama poético nacional. Poetas que comparten rasgos comunes muy significativos. Por ejemplo, todos son “nativos digitales”,  universitarios y no tenían más de treinta y cinco años en 2015.

En otras reseñas sobre este mismo libro, que han llegado a mis manos, he leído que quizás no estén muy claros los criterios a la hora de elegir a unos sí, a otros no. No estoy del todo de acuerdo. Aunque es algo común en todas las antologías. Por eso la labor del antólogo siempre es de alto riesgo, y un acto valiente en el que también hay ciertos visos de temeridad. Morante es, en definitiva, un buscador de oro entre las piedras.

Y ha seleccionado a veinticuatro poetas, según su criterio personal, sí, y aunque no siempre llueve a gusto de todos, el resultado de su minucioso trabajo es óptimo. Consigue explicar y justificar el nexo de unión que diluye la disparidad entre unos y otros. Muchos comparten premios, publicaciones, etcétera.

En Re-generación  Antología de poesía española (2000-20015). Selección de José Luis Morante. Valparaíso ediciones, Granada, 2016. podemos leer a veinticuatro poetas seleccionados: Fernando Valverde (Granada), Rubén Martín Díaz (Albacete), Pablo Núñez (Langreo), Francisco José Martínez Morán (Madrid), Alejandra Vanessa (Córdoba), Javier Vela (Madrid), Verónica Aranda (Madrid), José Alcaraz (Cartagena), María Alcantarilla (Sevilla), Ben Clark (Ibiza), Pablo Fidalgo Lareo (Vigo), Elena Medel (Córdoba), Javier Vicedo Alós (Castellón), Constantino Molina Monteagudo (Albacete), Marta Asunción Alonso (Madrid), Aitor Francos (Bilbao), Rodrigo Olay (Noreña), Luna Miguel (Alcalá de Henares), Diego Álvarez Miguel (Oviedo), Paula. Bozalongo (Granada), Javier Temprado Blanquer (Albacete), Miguel Floriano (Oviedo), Elvira Sastre  (Segovia) y Xaime Martínez (Oviedo).

José Luis Morante.

José Luis Morante.                                                                                                                                                              Foto: Rosario Troncoso.

No soy crítica literaria, solo lectora  voraz de poesía y me permito la licencia de presumir de tener un buen oído, curtido por un amplio bagaje, también como autora, por ello, sé reconocer que entre esta nómina de autores, hay (y habrá) poetas muy grandes. A algunos ya los conocía, como Luna Miguel, Alejandra Vanessa, Javier Vela o María Alcantarilla, por ejemplo.  Otros nombres, como Javier Temprado Blanquer, Xaime Martínez, o Constantino Molina Monteagudo, han sido verdaderos verdaderos descubrimientos para mí.

Especialmente disfruto con la lectura de Rodrigo Olay, Elena Medel o Verónica Aranda.

La cuestión es que José Luis Morante sabe ver la esencia de lo que otros escriben, con empatía, con rigor, y con la sensibilidad que lo caracteriza. Sabe de lo que habla, porque conoce bien el terreno.

Y yo no soy nadie para emitir un veredicto sobre un libro u otro. Pero, sí libre para compartir mi opinión y esta selección viene a llenar ciertas lagunas, a poner un poco de orden en el batiburrillo y el ruido de las redes sociales, ya que muchos de los nuevos autores, nacen, crecen y se reproducen en el medio virtual. Sin duda, el valor real de Re-generación es  extraer lo más representativo. Lo mejor, quizás. Es seguro un paso más, en un complicado camino, en el que nunca nada es suficiente.

He ahí el gran mérito de quien se atreve a juntar en un libro solo un buen puñado de almas y egos distintos y distantes. En esta batalla, José Luis Morante ha ganado, sin duda. La gloria es suya.

De estos temas, y de otros muchos, conversamos a menudo. De los sinsabores y las satisfacciones también, de dedicar la vida a la literatura, a la crítica. Del ansia y la necesidad de escribir. De la poesía y del silencio.

Surgen nombres de autores, títulos de libros. Me aconseja sobre métrica. Sobre fondo y forma. Y aprender de él es un honor.

Les confieso, que siento debilidad por el Morante poeta y aforista, por encima del resto de sus facetas. Y por ello, no quisiera perderme la ocasión de acompañarle en su próxima viaje a Sevilla. Será pronto, en la librería de Javier Sánchez Menéndez: La Isla de Siltolá Libros & Vinos.

Vendrá a ofrecer una lectura de textos escogidos de Motivos Personales y Ninguna Parte, ambos títulos publicados en La Isla de Siltolá. Introducirá al autor José Luna Borge. Y sé que será memorable, no solo por estar con un autor de la altura de José Luis Morante, sino también por el placer de asistir a otro buen acto de los que que allí se celebran, y conocer este lugar pensado para los que aman de verdad la literatura, la poesía, los buenos libros, en pleno corazón del encantador barrio sevillano de San Bernardo. Una deliciosa isla en la que perderse, orientada al sol.

Mientras se acerca el momento de volver a disfrutar de parte de la obra del amigo Morante, de viva voz, comparto con los lectores de Caocultura esta breve conversación, para saber un poco más de uno nuestros autores más  activos y brillantes, en este mundo difícil de la poesía.

José Luis Morante. Profesor, poeta, antólogo,… ¿qué faceta te identifica más?

La identidad es uno de los temas centrales de mi poesía. Mi primer libro, Rotonda con estatuas, incluía como cierre el poema “Heterónomos”, un diálogo entre el  yo que está en la calle y el yo interior;  un extraño  habita en mí y en él  descubro rasgos comunes. Soy un conformista  y suelo pedir poco en lo personal; también mis peticiones colectivas también suelen silenciarse bajo el rumor del tiempo.

Esta pregunta es tópica, quizás, pero no me canso de formularla a los autores que trato, y admiro. Busco respuestas para mí, quizás para aliviar mi inquietud. ¿Para qué la poesía? ¿De qué te sirve, de qué te salva? ¿Qué puede cambiar la poesía?

Para sembrar preguntas, para hacer de cada libro un laberinto que se recorre contra el discurrir. No salva de nada: todos vivimos bajo la intemperie, pero da resguardo y cobijo y pone ante los ojos pensamientos y afectos, así que es posible que un buen poema nos cambie el brillo de la mirada y dibuje en el rostro una sonrisa.

Para aprender de ti: tu proceso creativo. Rutina.

La rutina forma parte de lo cotidiano;  es ese péndulo que lleva desde las estanterías de la biblioteca hasta el teclado del ordenador. Hay días que ese trayecto es muy largo y otros que anulan distancias,  como el traqueteo de un tren de cercanías.

¿Qué te lleva a Re-generación? La principal motivación para este libro.

El propósito de poner voz a la primera hornada poética del siglo XXI. La necesidad de negar ese pesimismo que convierte al ahora en una escombrera. Al menos en poesía, las cosas están bien, hay un paisaje abierto y remozado en el que posar los ojos y encontrar belleza.

Son, todos los que están. ¿Cómo has llegado a ellos? Luces y sombras de un valiente que se lanza a hablar de poesía joven.

Una antología no es un dogma sino una visión parcial que habla de afinidades y gustos propios,  así que al acotar los veinticuatro poetas que conviven en las páginas de Re-generación se quedan fuera autores que otros críticos considerarán del máximo interés y estarán dentro aportaciones discutibles.  Queda un libro que busca en el tiempo un refrendo aceptable; me gusta pensar que, tras dos años de lecturas,  los elegidos  son autores de mañana.

Tus imprescindibles.

Soy un lector de trayecto continuo;  y para no cansar con una cronología extensa me ciño a la generación del 50, y a ese sendero que lleva desde Antonio Machado a la poesía social, el medio siglo y con bifurcaciones ys estancias vacacionales en  la poesía hispanoamericana…

 Un consejo a los que empiezan.

Afrontar cada libro como el primer paso; aquí no hay sendas trilladas, cada recorrido es una búsqueda.

¿Qué le sobra hoy a la Literatura? ¿Qué le falta?

A la literatura siempre le sobra vida literaria y le falta lectura. Creo que lo ideal es la soledad en compañía de un libro. Las demás contingencias no pasan de ser meteorología de nubosidad variable que suele desplegar paraguas con varillas dañadas.

¿En qué momento estás? ¿Cómo te encuentras? ¿Qué proyectos tienes?

Mi ahora está lleno de pasado, así que en mis días suelen convivir los libros escritos y los proyectos pendientes.  Quiero seguir practicando a la vez  crítica, aforismos, poesía y microrrelatos. Y eso requiere tener varias carpetas abiertas. La madurez es una etapa propicia a la elegía y menos dada a lo celebratorio. Es un tiempo de canas y miopía, de sosiego y música crepuscular.

Un verso definitivo.

La pedantería me deja en el tímpano voces clásicas: “Lo demás es silencio”, “polvo seré,  mas polvo enamorado”, “ la nieve ardía”. Pero apunto uno propio que solo constituye una declaración de fidelidad y firmeza ante lo transitorio: “Pienso en ti casi siempre. Las otras veces pienso en ti”.

Rosario Troncoso

Autor/a: Rosario Troncoso

Profesora. Escritora. Editora y directora de El Ático de los Gatos. Articulista y gestora cultural. Gente. Arte. Gastronomía. Curiosidades.

Comparte en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *