Diario del año de la PST-19 en imágenes (47)

View this post on Instagram

#YoMeQuedoEnCasa #diariodelañodelapst19 Alarma. Día 57. Perfectamente pertrechado para salir al exterior, con su mascarilla colocada, un par de guantes y gel hidroalcohólico por si son necesarios, Sherlock se dispone a investigar el extraño caso del virus. Pero no se trata de estudiar el nuevo coronavirus: esa investigación corresponde a la comunidad científica que ya se está encargando perfectamente de llevarla a cabo. Lo que inquieta al detective son los extraños comportamientos que ha venido observando en una buena parte de la población desde el primer día de la alarma. Empezando por los vecinos que aplauden cada tarde pero salen a pasear sin tomar las debidas precauciones en el contacto con otras personas, y siguiendo por la aparente incongruencia entre las declaraciones en la prensa sobre la situación del sistema sanitario y la realidad vista desde el punto de vista del personal: es tanta la diferencia entre lo que cuentan y lo que está ocurriendo que Holmes solo puede achacarlo algún tipo de desorden mental transitorio que está impidiendo que las autoridades tomen nota de las deficiencias que él mismo ya ha podido contrastar de primera mano durante su investigación. Falta de material de protección desde el inicio de la pandemia, pocas pruebas, tardías e ineficaces, y hasta veladas amenazas a quienes se atreven a hacer públicas estás deficiencias. Yo conozco en mi propia piel la gran carga vocacional de esta profesión, pero debo indignarme al pensar en el infierno que deben estar pasando sus familias, los abrazos lejanos, los besos perdidos, las caricias al aire para evitar un posible contagio sin saber siquiera si están o han estado infectados porque las pruebas fiables no han llegado aún después de dos meses de confinamiento, al pensar en por qué la estructura sanitaria a todos los niveles no es capaz de dar respuestas. Y cuando vuelco mi indignación en mi amigo, éste responde, como siempre parsimoniosamente: recuerde, querido John, que en España las cosas que funcionan no lo hacen por que hayan sabido organizar un buen sistema, sino a pesar de ello…

A post shared by Jesus Heredia Luque (@jesusheredialuque) on

Jesús Heredia Luque

Autor/a: Jesús Heredia Luque

Jesús Heredia Luque (Puerto Real, 1965). Ingeniero Informático. Bloguero intermitente. Investigador curioso y buscador de serendipias. Eterno aprendiz de fotógrafo.

Comparte en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *