Cómicas
Abr22

Cómicas

Pensativo y desencantado iba Don Quijote sobre Rocinante el día que él y Sancho se toparon, en mitad de un camino, con una pequeña compañía de teatro ambulante. Interrogado el cochero por Don Quijote sobre la gente extraña que llevaba en el carro, respondió así: “ -Señor, nosotros somos recitantes de la compañía de Angulo el Malo; hemos hecho en un lugar que está detrás de aquella loma, esta mañana, que es la octava del Corpus, el...

Read More
Vestidita de varón
Abr08

Vestidita de varón

El travestismo y la sexualidad encubierta por el travestismo han sido, como tantos otros temas vitales, asunto del folklore. Hasta hace nada hemos cantado en los corros infantiles el romance de La doncella guerrera, aquella hija menor de una numerosísima familia de mujeres que decide ocultar su feminidad y cumplir así con el deber patriótico: “Un capitán sevillano siete hijas le dio Dios / y tuvo la mala suerte que ninguna fue varón,...

Read More
Mambrú y otros soldados ausentes
Mar25

Mambrú y otros soldados ausentes

Fue, al parecer, la reina María Antonieta quien popularizó en las fiestas de la corte francesa la canción de Mambrú (“Malbrough s´en va en guerre, / Miroton, tonton, mirontaine, / Malbrough s´en va en guerre / Ne sai quand reviendrai / Je reviendrai a Páques / Ou à la Trinitè”). La había aprendido la reina de la nodriza de sus hijos, una campesina llamada Poitrine que había ido a parar a Versalles para dar su leche al infante...

Read More
El alma flamenca de Bécquer
Feb18

El alma flamenca de Bécquer

El anhelo de una Edad de Oro perdida surge en la literatura de trecho en trecho; sucede en momentos en los que la melancolía se apodera de la sociedad, que cree vivir un instante crítico —y único— de cambios irreversibles: la extinción de un mundo más o menos humanizado y el surgimiento de otro cruel, corrupto y sanguinario. Lloró Ovidio en el siglo I la pérdida de la Edad de Oro, lamentó Don Quijote otro tanto en el XVII y volvieron...

Read More
Pasen y vean
Feb04

Pasen y vean

Desde el siglo XV, y de forma muy activa hasta el XVIII, las imprentas europeas sacaron a la luz miles de relaciones de sucesos que satisfacían la curiosidad noticiosa de hombres y mujeres, letrados e iletrados, ricos y pobres, paganos y devotos. Se imprimían aquellas relaciones en baratos pliegos de cordel, en hojillas volanderas que mendigos y ciegos voceaban por calles y plazas de pueblos y ciudades. Precedentes explícitos del...

Read More