Pedro Gascón y Chamán Ediciones: oasis editorial en tiempos de sequía

Las editoriales “pequeñas” son cada vez más grandes en un momento complicado en el sector. Pero las personas emprendedoras se crecen en medio de la hostilidad, y es ese entusiasmo casi temerario el que brilla superando unas descorazonadoras cifras de ventas de libros distintos en una selva de agresivos bestsellers.

Publicar por amor y trabajar en el proceso de edición de forma consciente son valores que siguen vigentes, por encima de todo, y sellos como Chaman Ediciones están vivos para demostrarlo. Por eso, para llenarnos es esperanza porque no todo está perdido, conversamos con Pedro Gascón, el valiente defensor de este fortín albaceteño para salvar las buenas letras. Persona curiosa e inquieta. Uno de los editores más lúcidos del panorama literario actual. Él y su compañera Anaís Toboso fundaron en 2015 Chamán Ediciones, editorial dedicada a la literatura, especializada en poesía, y  que abarca otros géneros como el relato, la novela y el teatro.

Para saber más sobre su catálogo, disponen de una web muy atractiva. 

Anaís Toboso y Pedro Gascón, fundadores de Chamán Ediciones.

¿Chamán Ediciones? Mucho más que un reto. Un poco de historia.

“Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!”, comenzaba “Los heraldos negros” de César Vallejo. Chamán Ediciones nació de uno de esos “golpes en la vida, tan fuertes”: el fallecimiento de mi cuñado. Fue él el que me enseñó a amar el presente y a arrojarme a conseguir mis metas. Sin duda un reto que se mantiene con corta vida, apenas cuatro años, pero aquí estamos dispuestos a seguir la “senda del chamán”.

Detrás de todo esto, hay algunos años de aprendizaje en la edición de una revista literaria de un grupo de amigos (Isla desnuda), algunos poemas y relatos, y lecturas, sobre todo lecturas, y amor por el libro como objeto y por la literatura.

Esta pregunta es recurrente, quizás me la formule a mí misma también, pero, ¿nos salva la literatura o por el contrario nos condena?

La condena es vivir, subir diariamente la piedra por la ladera como Sísifo, pero pese a ese castigo, Sísifo es feliz, igual que lo somos nosotros. La literatura nos salva de esa condena. Sin duda el mito no comentaba las paradas que Sísifo hiciera en el camino para inventar historias que le ayudaran en su empresa.

Pedro Gascón.

¿Por qué son editores independientes de calidad si los lectores a la altura son muy pocos?

Bueno, no somos del todo editores independientes. Dependemos de esos lectores que siguen nuestras publicaciones, dependemos de la distribución, de los libreros y su santo oficio (aunque hay mucho vendedor de pescado al por mayor, también los hay de venta delicatessen). Dependemos de las facturas de autónomos, de las de imprenta, de los medios de comunicación, de las redes sociales… Somos editores dependientes queramos o no. También dependemos de una economía, la nuestra y ahí está nuestra independencia. En cuanto a la calidad siempre buscamos una expuesta a un criterio subjetivo, a lo que creemos que debe ser nuestro ideal de literatura. Ese no es un criterio único, solo el nuestro.

¿Cierta temeridad? ¿Vocación? ¿Delirio absoluto? Qué te define más.

Creo que vocación. Los que me conocen bien lo saben.

Poeta, escritor, autor. ¿Te han preguntado alguna vez por qué no escribes libros “normales”?

Editar poesía parece que no es algo normal hoy en día… “no saben lo que hacen” (ni dicen). Hay tantas cosas que muchos no vemos normales: el fútbol, Telecinco… ¿Quiénes son normales?

¿Y qué es poesía?

Poesía es la esencia de las cosas. La poesía, un género literario que algunos quieren llevar a la más cruda decadencia por intereses varios.

Poesía que nos salve del naufragio.

Manuel Altolaguirre, y estos versos: “Ya que no puedo ser libre / agrandaré mis prisiones”.

Un autor que quisieras editar. Otro que, aunque venda, nunca.

Ésta es fácil. Que sí: Julio Llamazares. Que no: el Benjamín Prado poeta (ahora el chaparrón y rotos los cristales de la estación).

Un libro para regalarle a Pedro Sánchez.

Patas arriba. La escuela del mundo al revés, de Eduardo Galeano.

Proyectos próximos.

Terminar de abastecerme de leña para el invierno y cambiar la habitación de mis hijos. Por tanto, lean cosas de Chamán Ediciones, que nos llegan gastos extra… jajajaja.

Rosario Troncoso

Autor/a: Rosario Troncoso

Profesora. Escritora. Editora y directora de El Ático de los Gatos. Articulista y gestora cultural. Gente. Arte. Gastronomía. Curiosidades.

Comparte en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *