La realidad del haiku y su proceso transformador

Sakura. Los principios del haiku para todos. José Antonio Olmedo. Editorial Celya. Toledo, 2023. 184 pp.

Sakura. Los principios del haiku para todos, firmado por el polifacético José Antonio Olmedo, con cuyo alter ego, Heberto de Sysmo, ha firmado varios libros de poemas, entre los que destaca los dedicados a la escritura de haikus,  La soledad encendida (2015), junto a Gregorio Muelas, y Nubes rojizas (2019). Por ello, cierra así un círculo, a la parte creativa se suma este trabajo investigador.

Conocedor de la obra que atesora el autor valenciano por el material de investigación y análisis crítico publicado, damos por bien sabida la relevancia que le concede al hecho de ahondar –siempre tan riguroso– en las fuentes y, mediante la reflexión, concedernos una ventana sin imposiciones, lejos de simplicidades, abordando la complejidad de esta disciplina poética, prolongando y enriqueciendo la tradición del haiku.

En este volumen ensayístico, editado por Celya, expone en los preliminares cómo llegó el autor a interesarse por la creación y cuenta la anécdota de que todo cambió con la asistencia a uno de los seminarios de Vicente Haya, uno de los grandes conocedores de la estrofa nipona y el que, a la postre, más influyó tanto en la parte creativa como en el trabajo investigador, y más concretamente, a partir del libro Haiku-dô. El haiku como camino espiritual (2007). Brota el ensayo de Olmedo como “un paso natural” de sus innumerables talleres. Subrayo unas líneas que conmueven porque la tarea del estudio es compartido y puede servir de ayuda a los demás: «El haiku puede ayudarnos a ser mejores porque nos hace más consientes. Libros como este no sientan cátedra, suponen una invitación a que cada uno indague por su cuenta y contraste lo leído. Compartir lo aprendido no nos convierte en profesores, más bien en tutores de una verdad que nos movió a ello».

Un regalo, sin duda.

El libro se estructura en cinco secciones, siempre con el propósito de aclarar, desmentir posteriores contaminaciones, desde el respeto a los grandes conocedores del haiku y a las tradiciones de maestros de este formato poético japonés. A cada una de la partes le precede una cita bellamente acompañada por una palabra japonesa y su traducción: amor, felicidad, paz, belleza y Dios.

En la primera parte, “Conciencia de la finitud” plantea la sakura como uno de los posibles orígenes del deseo de escribir haikus. Entre los apartados destacados aborda Olmedo la leyenda, la perspectiva occidental y el encuentro con la poesía mística, además del motivo trascendente de las estaciones, y el detalle por lo pequeño, lo sencillo (no lo simple). Antes de cerrar, quedémonos con esta advertencia contextual, referente al momento en que el haiku fue creado: «Esa distancia temporal deforma nuestra percepción sobre la fuente original, la cual se muestra alterada y, en muchos casos, irrecuperable al cien por cien».

“Principios elementales” debe ser el núcleo de sus talleres. En esta sección se reparten las características temáticas y formales, y descarta los elementos variables. Hay algo de agradecer en este apartado, pues siempre que el ensayo se vuelve jugoso y denso, necesita de un resumen. En esas palabras que acompaña con palabras japonesas (kire, kigo, haimi, wabi-sabi…), destaca como “imprescindible”, entre otros parámetros: “debe haber un suceso”, “debe contarse en presente”. Aquí se nos muestra a un ensayista comunicativo, transparente, didáctico.

Conectada con la parte anterior, la tercera, “Una cultura llena de matices”, aborda un arte animado por el espíritu, nos acerca a Japón, y entre los apartados no descarta abordar el haiku urbano, cuya realización se convierte en un paso más complejo, puesto que puede ir en detrimento de la tensión por el entorno natural, así queda explicado: «Si la antítesis visual, el equilibrio de fuerzas contrarias del haiku es uno de los principales resortes de su capacidad comunicadora, el haiku urbano que combine la naturaleza y el mundo civilizado será todavía más fiel a su esencia taoísta». 

En esta sección se ocupa de la cultura, ofreciendo datos bibliográficos y distintas fuentes así como los frutos de la generación en España, haciendo especial hincapié a las recopilaciones, especialmente las llevadas a cargo por Enrique Linares y Toñi Sánchez, que cita a pie de página Olmedo.

A medida que avanza el ensayo, Olmedo busca el equilibrio entre las fuentes, como a la hora de referirse de que el haiku es fruto de la religión, o el encuentro con la filosofía y las artes. La parte correspondiente al taoísmo es interesante porque ofrece una visión complementaria de camino espiritual y físico. No elude el autor valenciano entrar en profundidad en el taoísmo desde su confluencia religiosa y filosófica. Se interroga por la fijación en la alternancia de tres versos, pero no descarta ofrecer otras formas poéticas japonesas de alternancia 5-7, entre las que destaca por su uso en español del senryu y de la tanka. Se trata de una rehabilitación de las distintas formas, todas con sus peculiaridades, por lo que corrige así algunos fallos que se vienen dando en distintas publicaciones de haikus.

Como un auténtico manual para emplear en talleres se alza este Sakura, pues se acompaña en la quinta parte de los cuatro maestros del haiku, los grandes haijines, (Matsuo Bashô, Yosa Buson, Kobayashi Issa y Masoaka Shiki), a los que le siguen otros autores destacados; la mujer en el haiku japonés (ofreciendo un buen repaso de las haijines desde el siglo XVII hasta el XX: Chigetsu-ni, Tagami no Ama, Chiyo-Ni, Suzuki Masajo, entre otras); los mexicanos que marcaron hitos (Juan José Tablada y Octavio Paz), así como la publicación de artículos significativos en las revistas Hojas en la acera y Crátera. No olvida Olmedo las lecturas imprescindibles: coloca en primer puesto a Vicente Haya, como discípulo manifiesto, aunque ni mucho menos descarta los volúmenes publicados por el profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo, así como los referentes en lengua inglesa, Blyth y Keene. No se olvida tampoco de destacar también la importancia de las versiones españolas a cargo del editor de Hiperión, Jesús Munárriz junto a Teresa Gerrero.

A modo de epílogo y como explícita recapitulación, José Antonio Olmedo repasa la creación de haikus como elemento transformador porque queda trascendido desde la espiritualidad, en un breve texto que podría incluir una palabra definitoria de la existencia, ofreciendo las razones practicadas por el haijin y claves contenidas en el haiku: «parece razonable promulgar la búsqueda de lo inefable, el cultivo de la conciencia, el estudio del silencio, la generosidad y la humildad».

Para terminar y no perderse, el autor valenciano ofrece un glosario de once páginas, que se agradece por la brevedad y claridad de sus definiciones. Además, seis páginas de bibliografía que van desde fuentes primeras hasta las últimas publicaciones, donde se echa en falta los artículos publicados por el propio Olmedo.

Quedarse con este libro didáctico, Sakura, hace más fácil y comprensible la práctica del haiku. Sirve, pues para animarse en la impartición de talleres de esta forma poética nipona. Pero, sobre todo, anima a dejarse llevar por el conocimiento y la pasión que José Antonio Olmedo, con pericia analítica, descubrimos que hemos salido transformados de la lectura: nos hemos nutrido de la cultura japonesa.

Autor

  • Jesús Cárdenas Sánchez

    Jesús Cárdenas es licenciado en Filología Hispánica, Programa de Doctorado de Ciencias del Espectáculo (Universidad de Sevilla) y Máster en Formación e Investigación Literaria y Teatral en el Contexto Europeo (UNED). Es autor de los libros de poemas: ‘La luz de entre los cipreses’ (2012), ‘Mudanzas de lo azul’ (2013), ‘Después de la música’ (2014), ‘Sucesión de lunas’ (2015), ‘Los refugios que olvidamos’ (2016), ‘Raíz olvido’ (2017) y ‘Los falsos días’ (2019). Varios de sus textos se han traducido al inglés, francés, portugués e italiano. Como crítico literario y periodista cultural colabora con diferentes revistas literarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *