David G. Delser mira a las estrellas treinta años después de su aclamada ‘Kikos’

Pese a su veteranía, pese a haber vivido experiencias personales nada fáciles de asumir, pese a haber estado retirado de la escena pública casi una década en la que redefinió su forma de encarar la vida y también su profesión, el director de cine David G. Delser sigue transmitiendo un entusiasmo irreductible y una pasión contagiosa por el cine. Su forma de asumir su profesión puede que haya cambiado con los años, pero no sus ganas de superase y de indagar nuevas vías de expresión.

Hace ahora treinta años que G. Delser sorprendió al público y a la crítica con tres divertidos cortometrajes, Kikos (1993), Pipas (1994) y Chicles (1996), con los que obtuvo un notable éxito y no pocos premios nacionales e internacionales. Después de la exitosa “trilogía de las chucherías”, como se la llegaría a conocer, el cineasta jerezano dirigió dos largometrajes de encargo: Me da igual (2000) y Plauto, recuerdo distorsionado de un tonto eventual (2004), que supuso su última incursión cinematográfica hasta que en 2016 volvió al cine con un corto, La última aventura de Jan Europa, que se alejaba del registro cómico con el que había emprendido su prometedora carrera.

Un momento del rodaje del corto ‘Kikos’.

Ya entonces, G. Delser confesó que, tras ese largo paréntesis de silencio de más de diez años motivado por cuestiones “personales y familiares” de gran calado que lo mantuvieron alejado de proyectos audiovisuales, ni siquiera se consideraba “la misma persona”. De hecho, decidió incluso dejar de firmar como David Gordon para adoptar su actual rúbrica.

Este trabajo de 2016 inauguraba, sin duda, una nueva etapa de la carrera del cineasta jerezano, que continuó con el estreno de un nuevo corto en 2021: Nada es tan importante. Este nuevo trabajo se sumaba a su Jan Europa como segundo capítulo de una trilogía que se completa ahora con la aparición de Albireo. El film fue estrenado el pasado 5 de diciembre en la muestra SGAE en Corto.

De alguna manera, G. Delser se plantea esta nueva producción como un cierre de ciclo, ya que coincide con el treinta aniversario de su primer trabajo, Kikos. Además, en su última película tiene un papel muy especial David Robles, el actor que protagonizó el primer éxito del director gaditano y que ahora podemos ver en un registro muy alejado de su interpretación en el corto de los noventa.

El desaparecido Mauro Muñiz de Urquiza y Begoña Hernado en una escena de ‘Albireo’.

Albireo insiste en el carácter introspectivo de los últimos trabajos de David G., en los que reflexiona sobre la deriva de las relaciones humanas y asume la existencia de una espiritualidad personal, que se aleja de los patrones convencionales.

En este caso, el tenso reencuentro de una pareja separada, interpretada por Mauro Muñiz de Urquiza -que desgraciadamente falleció el pasado mes de abril y no pudo ver el corto terminado-  y Begoña Hernando, adquiere una perspectiva sorprendente con la incursión de un personaje (David Robles), encargado de facilitar la situación. El cineasta jerezano apuesta por un formato visual clásico en el que deja el peso a unos diálogos bien construidos, respaldados por la certera interpretación del conjunto actoral.

G. Delser acierta a definir una fábula emocional que supera la mera relación de pareja que nos muestra la película. La clave la encontramos en el nombre del film, que coincide con el de la estrella más enigmática de la constelación del Cisne. El cielo es, sin duda, otro de los protagonistas de este trabajo, que, según confiesa el propio cineasta, tiene un sentido muy especial para él.

El cineasta Jerezano David G. Delser.

Albireo comienza ahora su periplo por diversos festivales, aunque David G. Delser ya está trabajando en su nueva propuesta: el próximo año será crucial para el director gaditano, ya que rodará su tercer largometraje. En este caso, se trata de “un falso documental que, de alguna forma, tiene que ver con el cortometraje Albireo”.

Autor

  • Mª Ángeles Robles

    Soy periodista especializada en temas culturales. He trabajado en Diario de Cádiz, en la agencia de noticias Europa Press y he sido redactora y fundadora del periódico El Independiente Cádiz. Colaboradora habitual de diversas publicaciones culturales en las que he escrito de teatro, cine y literatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *