Montse Torrent: “Hacer cultura en este país es una tragedia”

Cuando se escucha hablar a Montse Torrent se tiene la certeza de estar ante alguien de verdad. Una mujer sin artificios. Una actriz de raza. Sus palabras, sus gestos -sobre todo sus gestos- atrapan desde el principio: sabe lo que quiere. Y lo sabe porque se ha detenido largamente a preguntarse a sí misma sobre el sentido de su vida y de su trabajo, porque ha salido victoriosa de más de una batalla con sus propios recursos, siendo ella. “La Torrent” constesta sin rodeos a nuestras preguntas.

En la trayectoria profesional de Montse Torrent nada es por casualidad. Imposible desgranar su extenso currículo: danza, cine, teatro y televisión. Sobre todo teatro. Las tablas. El público de cerca.

En esta mujer aún queda mucho de aquella niña que daba clases de sevillanas en su ciudad natal de El Puerto de Santa María a otras niñas como ella. Siempre tuvo claro qué quería ser, pese a que no siempre lo ha tenido fácil. Por un lado, su familia intentando distraerla de una vocación a la que de ninguna manera podía renunciar. Luego la vida, el éxito y el fracaso. Nunca la renuncia. Siempre adelante.

Desde hace algún tiempo tiene compañía propia: Cía. La Torrent. Una compañía pequeña hecha a la medida de los tiempos que corren. Con ella recorre España poniendo en pie la emblemática novela de Fernando Quiñones Las mil una noches de Hortensia Romero, que ella misma ha adaptado al teatro junto a Estrella Távora, que también se encarga de dirigir el montaje. Hortensia Romero: un personaje de mujer madura, hermoso y complicado, para una actriz plena. Un reto –otro– superado.

Montse-Torrent-02

Montse Torrent.

Ha tenido una carrera profesional intensa e independiente ¿Cómo definiría su trabajo de tantos años?

Trabajo, estudio y ausencia de miedo.

Desde hace algún tiempo tiene compañía propia y está representando con mucho éxito la Hortensia Romero de Fernando Quiñones. ¿Qué le aporta este personaje? ¿Qué le aporta Montse Torrent a él?

Hortensia es la madurez, el sentido del humor, el reinventarse todos los días. Todo eso me aporta y le aporto, es mutuo. La noto como una simbiosis dentro de mí. No me peleo con ella. Ha venido y se ha instalado. Me hace creer que todo lo vivido anteriormente era necesario para darle vida.

Muchas actrices que se encuentran en la madurez de su carrera, y también de su vida, se quejan de la falta de buenos papeles femeninos…

Es que vivimos en una sociedad patriarcal, y los papeles se los dan ellos a ellos. Nosotras actuamos de sostén, apoyo o distorsión en sus vidas. No es que no haya mujeres protagonistas en la Historia, es que se las ha silenciado.

La literatura ha sido muy importante en su vida e incluso le he escuchado decir que, en algún momento, la poesía ha sido su tabla de salvación. ¿Cuáles son sus autores favoritos? ¿Cómo le han influido personal y profesionalmente?

Uff, hay muchos y muchas poetas que me conmueven y me hacen sentir que no estoy sola. Sería muy difícil resumirlos. Pero si tuviera que elegir, me quedaría con Ana Ajmátova, Alfonsina Storni, Silvia Plath, Rilke, Vicente Aleixandre… Y un largo etcétera.

La poesía me ha salvado porque me ha ayudado a entenderme y a trascenderme también. Me ha dado fuerza dentro y fuera del escenario.

Montse Torrent, como Hortensia Romero.

Montse Torrent, como Hortensia Romero.

Aunque últimamente las subvenciones escasean, usted suele ser muy crítica con la cultura subvencionada. ¿Por qué?

Porque creo profundamente que la cultura la tiene que subvencionar el pueblo. Con ayuda, claro está, de las instituciones públicas, pero el gratis total en la psicología popular actúa como resorte de poca valoración. Vuelvo a decir que el futuro y presente de la cultura está en la educación, esa es su base.

Y también porque la subvención, si te la dan, llega cuando tú ya has hipotecado tu vida, y hasta tu casa, por no hablar de los criterios que se siguen a la hora de dar subvenciones. Hacer cultura en este país es una tragedia.

¿Cómo se puede ayudar a la cultura en general y al teatro en particular?

Pues abriendo teatros, no cerrándolos, y creando una gestión de apoyo fiscal y de incentivos a los autónomos, en cooperación con distintas entidades. Dialogando con los profesionales y entendiendo  el trabajo y sus pagos como los de otro trabajo. Sigo sin entender cómo la administración paga a los dos o tres meses de haber realizado el trabajo, cuando en el resto de las profesiones se cobra al mes. Somos obreros, del arte, pero obreros. Y tenemos la mala costumbre de comer. Quizás deberíamos consultar con un especialista, a ver si existe la posibilidad de alimentarse del aire.

Usted es bailarina y actriz de teatro, televisión y cine. ¿Se queda con las tablas?

Me quedo con la Creación, así en mayúsculas. Pero siendo fiel a mi verdad… me encanta el público, el directo. Los siento como un abrazo.

Mª Ángeles Robles

Autor/a: Mª Ángeles Robles

Soy periodista especializada en temas culturales. He trabajado en Diario de Cádiz, en la agencia de noticias Europa Press y he sido redactora y fundadora del periódico El Independiente Cádiz. Colaboradora habitual de diversas publicaciones culturales en las que he escrito de teatro, cine y literatura.

Comparte en
468 ad

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *